Músculos peroneo largo, corto & tercer peroneo – Dolory puntos gatillo

El peroneo largo, peroneo corto y el tercer peroneo son tres músculos situados en el tobillo y pueden causar dolor en esta área, así como en el pie.

Sobre todo si están tensos o presentan puntos gatillo.

Sin embargo, usted puede liberar sus músculos de estas tensiones y puntos gatillo por medio de un automasaje.

En esta página encontrará información sobre cómo hacerlo. También aprenderá…

  • Qué molestias exactas pueden causar estos tres músculos.
  • Dónde se sitúan.
  • Qué funciones tienen.
  • Por qué desarrollan problemas.
  • Cómo palparlos.
  • Cómo masajearlos.

¡Siga leyendo y libérese de su dolor!

1. Zonas de dolor, síntomas y diagnósticos diferenciales

Las tensiones en estos músculos suelen provocar sensibilidad al presiónar y dolor en los propios músculos.

Los puntos gatillo desencadenan las mismas molestias, pero también pueden transferir el dolor a otras áreas.

A continuación encontrará las zonas de dolor exactas para cada uno de los tres músculos.

1.1 Peroneo largo: Zonas de dolor y puntos gatillo

Los puntos gatillo en el peroneo largo pueden desencadenar dolor en el área lateral de la pantorrilla, que expande hacia abajo.

1.2 Peroneo corto: Zonas de dolor de los puntos gatillo

Los puntos gatillo del peroneo corto pueden provocar dolor en la porción inferior lateral de la pantorrilla. A partir de ahí, suelen irradiar hacia abajo y pueden causar las siguientes molestias:

  • Dolor en la articulación del tobillo, alrededor del maléolo. Que a menudo se describen como dolor
  • Dolor en la parte posterior lateral del pie.

1.3 Tercer peroneo: Zonas de dolor de los puntos gatillo

El dolor desencadenado por los puntos gatillo en el tercer peroneo generalmente se extiende desde el tobillo anterior hasta la planta del pie.

Además, el dolor puede extenderse hacia la parte lateral del talón.

1.4 Síntomas y molestias

Los puntos gatillo en los perones a menudo llevan a una debilidad de estos músculos.

La debilidad, a su vez, puede causar inestabilidad en las articulaciones del tobillo, haciendo más fácil que usted pueda torcerse.

2. Origen e inserción

Estos tres músculos se encuentran por el lado y por delante en la parte inferior de la pierna y van hacia abajo hasta el pie.

El peroneo largo y corto se sitúan en la parte lateral, y el tercer peroneo en la parte delantera de la parte inferior de la pierna.

En las siguientes secciones he descrito la trayectoria de estos músculos con más detalle.

2.1 Origen, inserción e inervación del peroneo largo

El peroneo largo se origina en el área lateral de la parte inferior de la pierna (más precisamente: el peroné), justo debajo de la rodilla.

Desde allí, se extiende a lo largo de la parte inferior de la pierna, va por detrás del tobillo, rumbo al borde lateral del pie, para luego irradiar bajo el pie, hacia su interior.

Origen:

  • Caput fibulae/acetábulo del peroné, 2/3 superiores del peroné y septos intermusculares.

 Inserción:

  • Os cuneiforme mediale & Os metatarsale I

Inervación:

  • El músculo es inervado por el nervus fibularis superficialis.

Los puntos gatillo generalmente se presentan en la parte superior del músculo y están marcados con una X.

2.2 Origen, inserción e inervación del peroneo corto

El peroneo corto se encuentra debajo del peroneo largo, en su mayoría esta cubierto por él. Se origina en los dos tercios inferiores de la parte lateral del peroné, va hacia abajo y también envuelve por detrás del tobillo.

Sin embargo, no pasa por debajo del pie, sino que se inserta en su borde lateral.

Origen:

  • 2/3 inferiores del peroné lateral y septos intermusculares.

Inserción:

  • Os metatarsale V

Inervación:

  • El músculo es inervado por el nervus fibularis superficialis.

Los lugares en los que a menudo se presentan puntos gatillo están marcados con una X.

2.3 Origen, inserción e inervación del tercer peroneo

El tercer peroneo también se origina en el peroné, pero está ubicado más adelante. Desde allí también se extiende hacia la parte lateral del pie, como el peroneo corto.

Origen:

  • Tercio inferior dela parte anterior del peroné

Inserción:

  • Os metatarsale V

Inervación:

  • El músculo es inervado por el nervus peroneus profundus.

3. Funciones

Estos músculos realizan la estabilización y control del movimiento y no tanto el mover una articulación.

Este trabajo de estabilización se lleva a cabo mientras el pie esté en el suelo y la articulación del tobillo necesite ser estabilizada.

Tan pronto como el pie deja el suelo, los músculos son capaces de mover la articulación del tobillo.

3.1 Movimientos del peroneo largo y corto (tobillo libre)

  • Mueve la planta del pie hacia abajo: Flexión plantar.
  • Elevación lateral del borde exterior del pie: Pronación.
1

Flexión plantar

2

Pronación y eversión

3.2 Movimientos del tercer peroneo (tobillo libre)

  • Jalar la parte posterior del pie : Extensión dorsal
  • Elevación lateral del borde exterior del pie: Pronación
1

Extensión dorsal

2

Pronación y eversión

4. Formación de puntos gatillo

Los puntos gatillo  se generan de muchas maneras diferentes.

En este caso, las lesiones son lo primero, seguidas por la inmovilización y los hábitos “desfavorables”, como el uso de tacones altos.

A continuación voy a entrar en algunos de estos puntos con más detalle.

4.1 Formación de puntos gatillo por “torcerse” o traumatismo de supinación

En un traumatismo por supinación, coloquialmente también conocido como traumatismo por pandeo, los ligamentos externos del tobillo se lesionan.

Estas lesiones van desde el estiramiento excesivo hasta rupturas completas.

Para los peroneos largo y corto, la gravedad de la lesión juega un papel subordinado. Siempre son estirados muy rápidamente y al extremo en un trauma de supinación.

Estos estiramientos rápidos de los músculos a menudo conduce a la formación de puntos gatillo.

Pero ésto es sólo el mecanismo incisivo e inmediato.

Si usted se ha torcido y se ha lesionado en el proceso, los perones siempre se contraerán automaticamente para proteger los ligamentos lesionados de estiramientos posteriores.

Recuerde la función de estos tres músculos. Mueven el borde exterior del pie hacia arriba, es decir, en la dirección opuesta a la “torsión”.

Esta contracción automatica de la musculatura también se denomina tensión protectora.

Si esta tensión dura mucho tiempo, también puede sobrecargar los músculos y provocar la formación de puntos gatillo.

4.2 Formación de puntos gatillo debido a la inmovilización prolongada y la debilidad

Si un músculo se mantiene en una misma posición durante un largo período de tiempo, ésto conduce a una reducción de la circulación sanguínea, a un aumento del tono muscular y, en última instancia, a puntos gatillo.

Además, la resistencia de un músculo disminuye rápidamente durante la inmovilización, y los músculos débiles son mucho más susceptibles a los puntos gatillo que los “bien entrenados”.

En el punto 4.1, hablamos de “trauma causado por torsión”. Si la lesión es lo suficientemente grave, la articulación del tobillo se inmoviliza durante unas semanas, por ejemplo, con una férula Aircast.

Esta férula restringe severamente la movilidad de la articulación del tobillo en la supinación y pronación y por lo tanto, protege la estructura de los ligamentos lesionados.

Sin embargo, esto también quita carga de los peroneos, lo que significa que son drásticamente más débiles y están peor abastecidas de sangre, además de ya no tener que soportar la carga en su totalidad. Esto proporciona un buen medio de proliferación para la formación de puntos gatillo.

Esto también muestra cuán importante son los ejercicios de fuerza adaptada y la relajación después de que la lesión haya sanado.

4.3 Medias altas y sentarse con las piernas cruzadas

Si cruza las piernas mientras está sentado, el peroneo largo queda atrapado entre la pierna cruzada y la rodilla.

Esta compresión puede sobrecargar el músculo y crear puntos gatillo.

Lo mismo ocurre con las medias altas, que tienen una tensión elástica muy firme. Estos también comprimen el músculo y pueden causar problemas.

4.4 Tacones altos

El uso de tacones altos coloca al tobillo en una posición inestable. Ahora recuerde que el encargo principal de los peroneos consiste en la estabilización en la articulación del tobillo.

Los tacones altos pueden sobrecargar a estos músculos, especialmente si los usa muy a menudo o por largos períodos de tiempo.

4.5 Correr y tensión crónica en el tibial anterior

Este punto puede ser algo difícil de entender para muchos de ustedes, pero es muy importante para aquellos que caminan mucho y sufren dolor de tobillo, pie o talón.

Así que vamos a tratar con la anatomía funcional….

Su musculo tibial anterior es el antagonista de los peroneos largo y corto. Levanta la parte de trasera del pie. Esta función es muy importante para asegurar un movimiento de balanceo controlado durante el jogging.

Este músculo es particularmente cargado caminando bajadas. Sin duda, usted ha experimentado esta sensación de ardor en el área de la tibia al correr en bajadas. Ese es el tibialis anterior sobrecargado.

Muchos corredores sobrecargan este músculo cuando…

  • Después de una larga pausa empiezan a correr de nuevo.
  • Corren en terrenos irregulares.
  • Corren por senderos.
  • Aumentan la intensidad del entrenamiento demasiado rápido.

Esta sobrecarga se expresa en un aumento del tono muscular, y posiblemente en puntos gatillo.

Este aumento del tono muscular provoca la intensificación de la carga de los peroneos largo y corto a fin de cumplir con sus funciones, dado a que proporcionan el movimiento opuesto.

Este trabajo pesado puede sobrecargarlos y causar puntos gatillo.

5. Palpación

La palpación de estos músculos funciona mejor durante la contracción, es decir cuando se tensan.

A continuación le mostraré cómo puede sentir cada uno de estos tres músculos.

5.1 Palpación del peroneo largo

Primero palpe el acetábulo del peroné, es decir, el origen del músculo.

  • Se recomineda sentarse en una silla.
  • El acetábulo del peroné es la pequeña protuberancia ósea en la parte exterior debajo de la rodilla.
  • Coloque dos o tres dedos en el acetábulo del peroné.
  • Ahora mueva el pie de manera que el dedo pequeño quede hacia afuera y el borde exterior del pie se levanta. Repita este movimiento varias veces.
  • Sienta el área debajo del acetábulo y trate de sentir el peroneo largo contrayéendose con cada uno de estos movimientos.
  • Siga el curso del músculo hacia abajo.

Nota: El peroneo largo sólo llega hasta aproximadamente la mitad de la parte inferior de la pierna.

Luego se convierte en el tendón largo del músculo. Si usted siente una contracción de la parte inferior de la pierna durante este movimiento, se trata del peroneo corto o del tendón del peroneo largo que se mueven bajo sus dedos.

5.2 Palpación del peroneo corto

El peroneo corto es un poco más difícil de palpar, porque se encuentra debajo del peroneo largo. Pero con un poco de paciencia y práctica tendrá éxito.

Si no lo logra, no pasa nada. Es posible de masajear el músculo sin sentirlo. Sólo necesita saber dónde más o menos está situado.

  • Aquí también le recomiendo que se siente.
  • Coloque dos o tres dedos en la parte externa de la parte inferior de la pierna, aproximadamente a la mitad entre la rodilla y el tobillo.
  • Ahora lleve a cabo el mismo movimiento que en el punto 5.1 y trate de sentir el músculo.
  • ¿Siente la diferencia entre el tendón del peroneo largo y la contracción del peroneo corto bajo sus dedos?

5.3 Palpación del tercer peroneo

El tercer peroneo es relativamente fácil de palpar. Sin embargo, antes de sentir el músculo, primero debe ubicar el maléolo.

  • El maléolo es lo que la mayoría de ustedes llaman el “tobillo”.
  • Coloque la mano sobre el tobillo y sienta su curso hacia arriba, abajo, adelante y hacia atrás.

Para palpar el músculo, proceda de la siguiente manera:

  • Sujete la parte inferior de la pierna y coloque el pulgar delante del tobillo.
  • Levante el pie unas cuantas veces y gire el dedo pequeño hacia afuera. Deje el talón en el suelo.
  • Durante estos movimientos, mueve muy lentamente el pulgar hacia arriba.
  • Trate de sentir un músculo contrayéndose bajo su pulgar.
  • Éste es su tercer peroneo. Se sitúa en el cuarto inferior, de la parte inferior de la pierna.

6. Automasaje de los músculos peroneos largo, corto y tercer peroneo

Existen muchas técnicas, posiciones y dispositivos disponibles para el automasaje de estos músculos.

En la página presente le mostraré cómo masajear estos músculos con las manos. Que técnicas utilizo, los movimientos de masaje precisos, asi como la técnica de presión-movimiento.

6.1 Automasaje de los peroneos largo y corto con las manos

  • Sujete la parte inferior de la pierna justo por debajo de la rodilla.
  • Coloque los pulgares uno al lado del otro, justo debajo del caput fibulae.
  • Apriete el músculo y mueva los pulgares hacia arriba y hacia abajo.
  • Busca de esta manera los puntos dolorosos y tensos.
  • Masajee cada uno de estos puntos con unos pocos movimientos de masaje. En este caso, sólo se mueve la piel sobre el músculo, pero no se debe mover los dedos enicma de la piel.
  • De esta manera puede trabajar toda la parte exterior de la parte inferior de la pierna.

6.2 Automasaje del tercer peroneo con el pulgar

  • Sujete la parte inferior de la pierna, justo por encima de la articulación del tobillo.
  • Coloque el pulgar sobre el músculo.
  • Busque las tensiones dolorosas apretando el músculo.
  • Masajee cada una de estas tensiones moviendo el músculo.
  • Para ello, levante el talón y los dedos de los pies alternando este movimiento.
  • Concéntrese en las partes más dolorosas del movimiento sin maximizar el dolor.

Bibliografía

  • Calais-German, Blandine. Anatomy of Movement. Seattle: Eastland Press, 1993. Print
  • Davies, Clair, and Davies, Amber. The Trigger Point Workbook: Your Self-Treatment Guide For Pain Relief. Oakland: New Harbinger Publications, Inc., Print
  • Simons, David G., Lois S. Simons, and Janet G. Travell. Travell & Simons’ Myofascial Pain and Dysfunction: The Trigger Point Manual. The Lower Extremities. Baltimore, MD: Williams & Wilkins, 1993. Print.
  • Schünke, Michael., Schulte, Erik, and Schumacher, Udo. Prometheus: Lernatlas der Anatomie. Stuttgart/New York: Georg Thieme Verlag, 2007. Print